¿Qué es la HDTV?


La televisión de alta definición – HDTV – es el paso más reciente en la evolución de la televisión, tan importante como la transición de la televisión en blanco y negro a la de color.


La televisión de alta definición – HDTV – representa el paso más reciente en la evolución de la televisión, tan transcendente como fue la transición de la televisión en blanco y negro a la de color.

Las transmisiones y monitores de televisión de alta definición contienen mucha más información visual que los televisores de definición estándar que utilizan estándares de transmisión como el PAL (en Reino Unido y la mayor parte de Europa), el SECAM (en Francia, la antigua Unión Soviética y el Oriente Próximo), y el NTSC (en EE.UU. y Japón). Una imagen de televisión de alta definición suele contener alrededor de dos millones de elementos de la imagen (píxeles) – 1920 en horizontal por 1080 en vertical. Ello implica unas cinco veces más de información que el sistema PAL, y hace que las emisiones en HDTV sean más vivas y realistas.

Además, las pantallas de televisión de alta definición utilizan un ratio de imagen de 16:9 – es decir, un ancho de 16 unidades por cada 9 unidades de profundidad. Resulta ser mucho más ancho, en proporción, al ratio de imagen de la pantalla tradicional de 4:3, hecho que lo hace especialmente adecuado para la reproducción de películas que se ruedan conforme a un ratio de imagen mucho más ancho para ajustarse a las pantallas de cine.

Unido a mejores sistemas de sonido incorporados en los monitores de televisión de alta definición, como el sistema 5.1 Dolby Surround, que se desarrolló en sus inicios, para largometrajes, la alta definición ofrece al espectador la oportunidad de sentirse como si estuviera en una sala de cine, sin salir de su salón.

La Alta Definición está particularmente indicata para películas, documentales y deportes. Pero, independientemente del tipo de programas, en HDTV la calidad de las imagenes es mejor.